Con 39 años, Emmanuel Macron se convirtió en el jefe de Estado más joven de toda la historia francesa. La primera dama, Brigitte de 25 años mayor que él, demuestran su vida romántica, la clave de su victoria.

La Presidencia francesa tiene una nueva pareja que, indudablemente, será distinta a las que hasta ahora han pasado por ahí pues será una con 24 años de diferencia entre sí.

Macron es el nuevo integrante en el grupo de dirigentes mundiales treintañeros, el triunfo de Macron trae consigo otra novedad. Su mujer, Brigitte Trogneux, va a ser, con 64 años, la primera dama de mayor edad. Trendy, glamorosa, cariñosa con su joven pareja y abuela de siete nietos, "Bibi", como la llaman en Francia, se impone con su presencia.

Brigitte, de 64 años, le lleva a su pareja la misma diferencia de edad que separan al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de su esposa Melania.

Hoy Macron tiene 39, pero cuando se conocieron él era adolescente y ella era su profesora de teatro. Según cuentan todos, a los 15 años Emmanuel era intelectualmente precoz. Estudiaba en una escuela privada jesuita en Amiens.

"Haga lo que haga, ¡me casaré con usted!'",  fue lo que le dijo a los 17 años el electo presidente de Francia a su profesora de Literatura en el liceo Providence, en Amiens, según aseguró su actual esposa en una entrevista al medio Paris Match. Una historia de amor poco convencional, que data de más dos décadas y que sólo pudo concretarse hace 10 años.

Y Laurence, la excompañera de colegio de Emmanuel, se convirtió en una de las partidarias más prominentes de su padrastro, apoyándolo, por ejemplo, en su último acto electoral en París.

Otra de las hijas de Brigitte, Tiphaine, de 32 años y abogada de profesión, también trabajó en su campaña. Los miembros de la familia estuvieron presentes junto con la pareja cuando celebraron los resultados de las elecciones el domingo en el Louvre de París.

El presidente electo tiene tres hijastros y, a través de ellos, tiene siete nietos.

Fuente: el comercio, BBC.